EL BLOG DEL BALONCESTERO

El blog del baloncesto de Latinoamérica

CONOCE A FRANCISCO CRUZ, EL HOMBRE FRÍO DE HALCONES ROJOS

Posted by baloncestero en 22 marzo 2014

halcones-rojosEl jugador que con la frialdad que le caracteriza en el partido contra Abejas tomó la decisión de lanzar el balón cuando quedaban 10 segundos y metió un triple para definir el juego en favor de su equipo, es el mismo reservado, observador, grande y frío en la duela. Él es Francisco Cruz de 24 años, quien debutó con Halcones Rojos en la Temporada 2012-2013 y que tiene una clara meta en la vida… “ser campeón”.

El jugador que con la frialdad que le caracteriza en el partido contra Abejas tomó la decisión de lanzar el balón cuando quedaban 10 segundos y metió un triple para definir el juego en favor de su equipo, es el mismo reservado, observador, grande y frío en la duela. Él es Francisco Cruz de 24 años, quien debutó con Halcones Rojos en la Temporada 2012-2013 y que tiene una clara meta en la vida… “ser campeón”.

Originario de Nogales Sonora, nació el 3 de octubre de 1989, hijo de la señora María Felicitas, que actualmente trabaja como maestra y el señor Francisco Javier Cruz, tiene una hermana menor, Lluvia de 17 años, con la cual no ha podido convivir mucho “desafortunadamente, desde hace ocho años yo no estoy con ellos, pero ahorita nos llevamos muy bien, mi hermana es una niña muy inteligente y sabe lo que hace gracias a mis papás que le enseñaron muchos valores”.

Proveniente de una familia muy humilde “mi papá siempre ha trabajado toda su vida, mi mamá trabajaba, pero cuando yo tenía unos 13 o 14 años dejó de trabajar por un tiempo, ahora ella trabaja como maestra”, comentó.

Francisco Cruz descubrió el baloncesto a muy temprana edad “dice mi mamá que cuando estaba yo chiquito me ayudaba a caminar con la pelota de basquetbol, mis primeros pasos que daba era con la pelota, desde ahí ellos pensaron que yo jugaría basquetbol, mi papá jugaba y yo siempre iba a sus partidos”.

Sin duda alguna los padres siempre serán la guía de todos los niños, y aunque en ciertos momentos sus regaños molestan pero cuando se llega a una edad madura se valora el esfuerzo que hicieron y el nogalense lo sabe y lo agradece “mis papás siempre me dieron a entender que si no hacía lo correcto no iba a haber un futuro bueno para mí, si no me portaba bien iba a suceder esto, ellos supieron criarme bien, ellos me enseñaron a ser humilde, nunca hago menos a alguien, siempre (he sido) humilde”, comentó orgulloso de sus padres.

Este chico introvertido comenta cómo fue su infancia “siempre en la calle de vago, jugando, siempre haciendo deportes, nunca haciendo cosas malas, mi mamá se enojaba porque me iba por horas a jugar, pero nunca hice cosas malas, no fui peleonero, siempre haciendo amigos”.

En la Secundaria llegó a pensar en jugar futbol “mi papá me comenta que le decía cómprame esto de futbol, méteme a un equipo de futbol”, pero cuando empezó a crecer el basquet se le empezó a facilitar. Ahora solo ve el futbol como un pasatiempo, que a veces lo practica con sus amigos demostrando que también tiene talento para este deporte.

Reconoce que no le gusta la escuela “malo, hasta ahorita no me gusta la escuela, prefiero hacer otras cosas, cuando me lo proponía sacaba buenas calificaciones pero gracias a Dios pude salir de eso”.

Como todo adolescente, la inquietud por trabajar y de tener su propio dinero se hizo presente en Paco “estaba desesperado por ir a trabajar al cine, mis papás nunca me dejaron, yo quería ir porque todos mis amigos estaban trabajando ahí en el cine, pero gracias a Dios mis papás vieron cómo hacerle para mantenernos”, recordó.

Francisco Cruz todavía recuerda sus inicios y agradece a las personas que lo han apoyado durante su trayectoria, “jugué en el CETIS 128, fuimos campeones nacionales varias veces, el profesor Juan Carlos fue quien me empezó a decir cómo entrenar, cómo jugar”.

El éxito le sonríe cuando en un torneo donde representó a Sonora conoce a gente que lo invita al campamento “Adidas Nations” que se realizaría en Brasil “después de un torneo nacional con el equipo de Sonora, fuimos al torneo juvenil y ahí me invitaron a Brasil a un campamento que se llama Adidas Nations y se invita a jugadores de Latinoamérica; de México fuimos tres jugadores, la CONADE fue quien me patrocinó el viaje, es como un campamento para entrenar y mejorar”.

En este campamento conoce a un entrenador que lo invita a Estados Unidos, “ese señor me invitó a jugar a una escuela pública en Estados Unidos, lo acepté, yo lo que quería era jugar con los mejores; y después de eso recibí una beca para estudiar en un Junior College en Nebraska y de ahí me gané la otra beca en la Universidad de Wyoming”.

El haberse ido a Estados Unidos significó mucho sacrificio para sus papás y con cariño Paco recuerda “batallamos mucho; mi papá siempre me mandaba dinero cada mes, yo trataba de trabajar para ganarme dinero, sí se batalló mucho, pero mi papá no sé cómo le hizo pero supo sacarme adelante y ahorita es lo mejor que pudo haber hecho, fue gracias a él que pude conseguir mi beca”.

Pese a todas las adversidades que se enfrentó en Estados Unidos, como estar lejos de casa y no tener dinero, Paco Cruz tuvo que trabajar para sacar un poco más de dinero y poder sobrevivir “conocí a un señor que es amigo mío, llevábamos árboles, cientos de árboles en una camioneta, los llevábamos a un rancho o quitábamos las piedras fuera de las casas, cosas así para sacar algo de dinero”. El sentimiento de “extrañar”, también se hizo presente “no conocía a nadie, no sabía inglés fue con lo que más batallé para hacer amigos, entender sí se me hizo difícil”, todos los días pensó en regresar a su natal Nogales, pero el basquetbol “es la razón por la que hice todo”, fue lo que lo mantuvo fuerte.

En este lapso que vivió en Estados Unidos fueron pocas las ocasiones que pudo ir a su casa, “iba cada seis meses, cada vacaciones iba por una semana o dos semanas, desde que me fui (16 años) he pasado unas tres navidades con mi familia, tres años nuevos igual”, recordó con nostalgia.

La Universidad de Wyoming es testigo del crecimiento de Francisco Cruz como jugador y como persona. ¿Pero por qué decide estudiar Comunicaciones? “me decidí por esa carrera por el tiempo que yo iba a jugar, pues era el mismo tiempo de la carrera, entonces preferí estudiar eso que una carrera más larga”. El número 9 de Halcones Rojos Veracruz pasó apuros pues sabemos que no es un chico muy expresivo “batallé mucho en ese tiempo, pues en las clases tenía que hablar frente al grupo y en otro idioma, yo soy vergonzoso a mí no me gustaba hacer las cosas, pero si las tengo que hacer las hago”, comentó.

No piensa ejercer su carrera de comunicaciones, “quiero hacer algo más para ser entrenador de basquetbol, que sería algo que me gustaría hacer al terminar mi carrera”.

En su último año de la Universidad es cuando empieza a recibir ofertas para jugar como profesional “me hablaron de Halcones Rojos y de otros equipos como Tampico, ya me iba a ir para allá pero decidí venir para acá, por todo lo que ya había escuchado del equipo”.

No todo ha sido tan fácil para Francisco Cruz, pues cuando llega a México se enfrenta con una Liga que tiene jugadores de gran nivel, “nunca pensé que había jugadores tan buenos como los que hay en esta liga, hay muchos mexicanos muy buenos que yo no conocía, los extranjeros son buenos y competir a ese nivel está difícil”.

Como buen mexicano le encantaría estar vistiendo los colores de su país para representarnos en el Mundial de España que se realizará en el Verano próximo “este año (vamos a) trabajar duro, es una de mis metas y creo que sí tengo oportunidad de estar”.

“Me gusta disfrutar cuando juego, fuera de la cancha siempre haciendo chistes, riéndome, soy una persona amigable, feliz, humilde, trabajadora, siempre con la mente de hacer las cosas bien y competir en todo”, así es como se describe el número 9 de Halcones Rojos Veracruz, que hoy lucha por el campeonato de la LNBP.

Una de las cosas que Paco Cruz disfruta de Veracruz, es la “Playa”, “me encanta ir a la playa a las motos, siempre que tengo un día libre voy a Chachalacas a las dunas, en mi tiempo libre también me gusta descansar”.

“(Llegar) lo más lejos que se pueda, y en la vida me gustaría tener una familia”, con estas palabras Francisco Cruz concluye la entrevista.

.

CONOCIENDO MÁS A PACO CRUZ

Su mayor travesura: “Estaba como en Quinto de Primaria, yo necesitaba ir al baño, la maestra estaba enojada conmigo por mi conducta y había un macetero en la esquina del salón y tuve que hacer ahí”.

Su novia Miriam Alfaro: “La conocí recién me fui a Estados Unidos, llevamos siete años”.

Su música favorita: “La banda, me gusta la música en inglés en español, depende de las canciones, pero si la banda es mi favorita como Julión Álvarez, la Banda el Recodo”.

Sus ídolos: “Mi papá y mi mamá, son por lo que gracias a Dios estoy aquí, siempre me han apoyado”.

Su primer sueldo: “Lo guardé, me aloqué porque dije por fin gané dinero; es mío”.

Su mejor amigo en Halcones Rojos: “Mi mejor amigo es Marco (Ramos), con él convivo siempre, tiene los mismos gustos que yo, tiene como la misma mentalidad que yo”.

Su mejor amigo: “En el tiempo que estuve en Estados Unidos, éramos como una hermandad Jorge, Saúl y David; mantengo contacto con ellos”.

Cocina: “No sé cocinar mucho, pero la mayoría de tiempo si quiero hacer algo le llamo a mi mamá y ya me dice y así es cuando hago la comida”.

Comida favorita: “Los mariscos”.

FUENTE: Rocio Gotóo (Prensa Halcones Rojos)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: